Depresión

Experiencia de paciente

depresión

Una de nuestras pacientes nos ha enviado su experiencia y visión de está enfermedad. Os dejamos con este relato tan descriptivo:

¿QUE ES LA DEPRESIÓN?

Es una enfermedad mental, que afecta y produce sufrimiento a la persona que la padece.
A continuación os explicare como la sufrí en primera persona.
Empecé poco a poco a no sentirme a gusto en el trabajo, a no dormir bien y al levantarme, ya me encontraba cansada, apática y apagada (hasta entonces yo era una persona alegre y fuerte). Durante el día, me sentía agitada, con taquicardias, irritabilidad, tenía problemas con el apetito, problemas con la memoria, dificultad de concentración y una inseguridad que conseguía anular mi capacidad de pensar, de tomar decisiones( por sencillas que fuesen, a mi me parecían una montaña) me sentía perdida y sin ver salida alguna, por lo que cada vez fui a peor y además ya me había empezado a invadir una gran tristeza, e incluso, tenía pensamientos negativos tanto en el entorno, como hacia mi persona y sentía que para mi no había un futuro. Me sentía perdida aturdida y sin ver una salida.
Mi autoestima bajó como cayendo a un inmenso vacío. Así, empecé a dejarme por completo, abandone mi higiene personal, las ganas de pintarme, de arreglarme, me daba igual ponerme una ropa que otra sin importarme si me quedaba bien o si estaba o no estaba limpia.
Dejé de socializar con la gente, con el entorno, incluso con mi familia, a no de salir de casa y llorando con y por cualquier cosa. Nada hacía que me sintiera feliz y cada vez que sabía con antelación que debía asistir a algún lugar o enfrentarme a cualquier situación iban apareciendo más síntomas.
Ahí llegaron mis miedos y fobias:
MIEDO: a mis pensamientos negativos, a no encontrar salida del pozo en el que me hallaba, a ir sola, sobre todo a los médicos y en especial a mi médico de familia porque lamentablemente no empatizaba para nada conmigo, (me hacía sentir como una…) por lo que desarrolle el síndrome de la bata blanca y nunca sabía lo que me podía esperar una vez dentro de la consulta.
FOBIAS: a estar rodeada de mucha gente pues se me agudizaban los olores, por el ruido que creaban con sus voces, entonces sentía como un zumbido en mis oídos y empezaba a sudar, temblar a sentir calambres en la cabeza a, marearme… y si todo esto ocurría en un espacio cerrado pues, me agobiaba tanto! que tenía que salir corriendo como fuese de ese lugar fuera como fuere porque me faltaba el aire, me sentía acorralada, asfixiada, con ganas de vomitar y una sensación de que en cualquier momento iba a perder el conocimiento.
La fobia a ir a los médicos era tal, que varios días antes de las visitas tenía vómitos, diarreas, dolor de cabeza, lloraba y entraba en un estrés que me llevaba al pánico.
Todas estas cosas me llevaron a una gran profesional que empatizó conmigo desde el punto cero… mi Psicóloga que hizo un gran trabajo y me ayudó mucho escuchándome, marcándome unas pautas para luchar cada día un poquito más, dándome ánimos y haciéndome ver que poco a poco y con un pelín de mi esfuerzo de todo pozo se puede salir. Pero como tenía esa gran tristeza, me derivo a otro profesional que también empatizó conmigo desde el minuto cero y no era otro que un Psiquiatra que me medicó con fármacos y también me supo escuchar.
Estos dos grandes profesionales Psicóloga y Psiquiatra que se implicaron y empatizaron con esta que escribe, he salido adelante y esos días de tristeza, ya solo quedan en mi recuerdo.
Aunque… de vez en cuando tengo que volver a sus consultas por hacerme un seguimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
1
Enviar mensaje al número +34 667717780 a través de WhatsApp
Powered by