CÓMO AFRONTAR EL AISLAMIENTO CON NUESTROS HIJOS/AS EN CASA

La situación de aislamiento que estamos viviendo estos días, para combatir la pandemia del Coronavirus, puede generar en ciertos momentos malestar emocional, especialmente ligado a los síntomas ansiosos.

Se puede definir la ansiedad como, un mecanismo de alerta que se activa ante situaciones que consideramos amenazantes y produce una respuesta anticipatoria que nos permitirá afrontar dicho ‘’peligro’’.

Este novedoso e incierto escenario de emergencia sanitaria y reordenamiento social en el que nos encontramos, provoca que podamos percibir como peligrosos algunos (o muchos) de los acontecimientos que están sucediendo o están por venir.

Aquí la ansiedad puede manifestarse: con nerviosismo y/o agitación, pensamientos repetitivos acerca del tema, permanente estado de alerta, necesidad de ver y escuchar informaciones sobre el virus, preocupación persistente sobre los peligros que corren los seres queridos al salir de casa, etc.

Si además de esto, y de tener que permanecer en nuestros domicilios las 24 horas con los hijos/as, le sumamos una inadecuada autogestión emocional, el cóctel puede ser explosivo.

Es por ello, que tengo una serie de recomendaciones para ayudarte a hacer lo más llevadero posible esta situación, generando un clima adecuado para con tus niños/as:

  • A los más pequeños/as, conviene explicarles la situación siempre dentro de su nivel de comprensión pero sin mentiras. Se puede usar el juego o cuentos para hacerlo, dado que a los niños este formato les permite aceptar la realidad de mejor agrado
  • Es aconsejable intentar evitar que lean o escuchen información de las redes sociales o medios de comunicación, puesto que en función de lo que reciban y cómo lo reciban, les puede llevar a un miedo irracional.
  • Es importante marcarles una rutina, planificando el día a día para ayudarles a estructurar su mente.
  • Deben tener un horario de trabajo (estudio) similar al de los días de clase. Si no fuese así, su incorporación al colegio será más complicada y las salidas de rutina pueden llevarlos a un estado de estrés y confusión.
  • Es muy importante que también dispongan de tiempo libre, que les permita desconectar, distraerse y tener un enfoque positivo de la situación.
  • Es igual de importante promover actividades lúdicas compartidas con vosotros, como dejarles momentos solos, para que fomenten su creatividad y autonomía.
  • Puesto que en casa es más sencillo tener acceso a la tecnología, es recomendable limitar el uso de ésta para incrementar el tiempo de unión familiar y fomentar otras vías de ocio.
  • Y quizás la más importante de todas: como progenitores es indispensable adoptar una actitud positiva y tranquila (dentro de las posibilidades). Pues los niños/as notan los estados ansiosos y éstos pueden ser pegados fácilmente. Cuando detectéis que tenéis (o tienen) dificultades para ello, os puede servir realizar técnicas de mindfullness, relajación o yoga para rebajar la tensión emocional. De la misma manera, cualquier tipo de actividad física (por mínima que sea) os puede ser de gran ayuda.

 

Como dijo Darwin: ’’Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio’’.

Así que… ¡es hora de adaptarnos!

 

Marc Ginés Osuna

Psicólogo infanto-juvenil nº 25875

 

Centro psicológico multidisciplinar PSICOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
1
Enviar mensaje al número +34 667717780 a través de WhatsApp
Powered by