Familia y Adolescencia


La familia evoluciona y cambia al entrar un nuevo miembro, y vuelve a cambiar cuando éste llega a ser adolescente!

Desde Psicos, queremos potenciar y entender la familia desde una perspectiva de sistema, ya que cuando algo afecta a un miembro de la familia, afecta directa o indirectamente a los demás. Este acercamiento se realizará siempre desde las especialidades y profesionales necesarios, sin que el paciente tenga que repetir su historia.

La familia es aún, en nuestros días, la estructura fundamental de nuestra sociedad. Una estructura social básica, donde sus miembros se pueden relacionar a diferentes niveles, afectivo, económico, social…

A pesar de las modas, del tipo de vida que llevemos y de nuestras ideas personales sobre la familia, lo que debemos tener claro es que, nos guste o no, hay algo dentro de cada uno de nosotros que nos une íntimamente con nuestra familia.

Los Adolescentes difíciles tienen además, un papel muy relevante en la dinámica familiar. Al ser una población especialmente complicada, necesita una especial atención y formación profesional. Los más de 15 años de experiencia de nuestros profesionales y los programas más innovadores, nos hace un centro especializado en esta etapa del desarrollo tan importante para todos.

¿CÓMO TRABAJAMOS?

Desde nuestro Centro Multidisciplinar, Psicos, pretendemos poder acercarnos a estas familias en crisis, conociendo su estructura y sus dinámicas, como también a sus miembros, los padres, los hijos/as o las diferentes familias de origen.

En Psicos tratamos los problemas familiares de cada uno de los miembros de la familia y la vinculación de estos problemas con otros miembros, como por ejemplo, cuando un conflicto de pareja repercute en los hijos o cuando un problema con los hijos tiene su origen en un conflicto con las familias de origen.

Nuestros profesionales también tienen en cuenta la ayuda tan necesaria en momentos de crisis derivadas de la propia evolución dentro del ciclo vital:

  • Crisis de la pareja, conflictos que pueden llegar a derivar en divorcio.
  • Nuevas situaciones familiares, como pueden ser el nacimiento de los hijos.
  • Disfunciones familiares, como la Adolescencia e independencia de los hijos.
  • Envejecimiento de los abuelos, enfermedades crónicas o incapacidades,  y la enfermedad y/o muerte de alguno de los familiares.
  • Otros…